Mi Música

Web de Juanitoelchispa sin terminar



3. EL FIN DE UNA ERA; PÉRDIDA DE LA HEGEMONÍA ESPAÑOLA.




3.1. Los Últimos Austrias


Tras una época de prospera hegemonía española en Europa con Carlos y Felipe II, el siglo XVII significará la decadencia. En este siglo fracasan los esfuerzos del imperialismo español y surgirán nuevas potencias en Europa. Hay una nueva idea, que no domine ninguna potencia sobre otra, manteniendo el equilibrio europeo.


Felipe III, Felipe IV y Carlos II, llamados también los “Austrias menores”, serán reyes débiles que gobiernan mediante “validos”, lo que propiciará la corrupción, intriga y decadencia general. Se producen en esta época tres conflictos importantes con el exterior que harán pasar a España de ser una primera potencia europea a una potencia de segunda fila: Guerra de los Treinta años y Paz de Westfalia. Guerra contra Francia y Paz de los Pirineos. Guerra de Sucesión y Tratado de Utrecht


3.2. Guerra De Los Treinta Años Y Paz De Westfalia (1618-1648)


Fue una guerra político-religiosa en la que intervienen la mayoría de los estados europeos. La sublevación de los calvinistas de Bohemia lleva al emperador alemán a pedir la ayuda española al ser los dos países católicos y de la casa de Austria.

Las victorias iniciales de españoles y alemanes (Breda) provocan en Francia el temor a la fortaleza de las dos potencias y decide intervenir en el conflicto. Francia, apoyada por Suecia, Dinamarca y Holanda conseguirá la victoria. Se llega a la paz de Westfalia. Felipe IV no llega a firmarla y sólo reconoce en ella la independencia de Holanda para poder continuar la lucha contra Francia pero ya sin otros enemigos.


3.4. Guerra De Sucesiòn y Tratado De UTRECHT (1700-1713)


Una vez que España pasa a ser una potencia de segunda fila en Europa, las nuevas potencias serán Francia, Holanda y Suecia.

Cuando se vio que el rey Carlos II era incapaz de dejar descendencia esas nuevas potencias comenzaron a plantearse el problema de la sucesión y el reparto de los territorios del antiguo imperio español.



Tras numerosas intrigas, Carlos II declaro sucesor en su testamento a Felipe de Anjou, que fue nombrado en 1700 rey de España como Felipe V de Borbón. Pero la posibilidad de que se unieran las dos casas borbonas, la francesa y la española, alarmó al resto de las potencias europeas, comenzando de nuevo un conflicto no solo europeo sino también interior. Cataluña apoyaba a un candidato y Castilla a otro.

La guerra duró 13 años. Cuando Francia y España (excepto Cataluña) tenían la contienda prácticamente perdida, sucedió un hecho que confirmó a Felipe de Anjou como rey: el hermano del Archiduque Carlos murió y este fue nombrado rey de Austria.

Ninguna potencia quería ver unidas de nuevo a Austria y España como en la época de Carlos V. Por eso Inglaterra, Holanda y Portugal apoyarán ahora a Felipe V, pero estableciendo una serie de condiciones que se firmaron en el TRATADO DE UTRECHT en el año 1713.

Felipe V de Borbón será el nuevo rey de España, pero se compromete a no unir las coronas españolas y francesa.

España pierde todas sus posesiones europeas en favor del resto de las potencias. Inglaterra obtiene Gibraltar y Menorca, además del permiso para comerciar con las colonias americanas.

De este tratado quien sale realmente beneficiada es Inglaterra. Para España las consecuencias son, aparte del agotamiento y la crisis económica por las numerosas contiendas, la pérdida no solo de las posesiones europeas sino también de su propio territorio. Menorca no se recuperará hasta mucho más tarde y Gibraltar sigue hoy día en manos inglesas.


3.5. Consecuencias Socioeconómicas De La Política De Los Austrias Menores



Al contrario que en el terreno social, político y económico el siglo XVII significará en el plano cultural y artístico un florecimiento (Siglo de Oro) que se hará sentir en toda Europa y América: el arte y la literatura del Barroco español.


3.2. El Siglo XVIII; Los Borbones En España; La Ilustración


Este siglo se inicia históricamente con el Tratado de Utrecht en 1713 y finaliza en 1789 con la Revolución Francesa.

Para España sin embargo se alargaría hasta 1808 fecha del inicio de la Guerra de la Independencia.



El Despotismo Ilustrado


Será el sistema político de gran parte de las monarquías europeas. Su lema era “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”. De esta manera los monarcas se ocupaban de sus súbditos promoviendo la intervención del estado en la economía, obras públicas, reformas sociales y culturales, pero sin la participación del pueblo. Se consideraba que era necesario ilustrar y formar a los ciudadanos, iluminar sus mentes para hacerles más libres y felices.

Los monarcas relevantes del Despotismo Ilustrado fueron: Luis XIV en Francia, Carlos III en España, Catalina II de Rusia, José II de Austria, José de Portugal y Federico II de Prusia.

En España, la subida al trono de Felipe V de Borbón significó la transformación de la vieja monarquía d los Austrias y su adaptación al sistema borbónico, centralista y reformista. La primera medida fue la supresión de los fueros de Aragón y Navarra por los “Decretos de la nueva Planta”. Con ellos se centralizaba la legislación del Estado en detrimento de las leyes propias de Aragón. Cataluña, Valencia y Navarra.

Los Borbones combatieron cualquier limitación a su poder y autoridad, y como la única institución fuerte que les podía poner freno era la iglesia instauraron el “Regalismo”. Ello significaba que el Estado se convertía en protector de la iglesia, controlando su poder. Los jesuitas, que fueron fieles a Roma, fueron expulsados por Carlos III.



chica estudiando

buzón

  • Si quires hacerte una WEB Mira

    ojo

    CCTW.

flecha arriba